Noticias

EVA: un proyecto vecinal que une a un barrio

12 Nov , 2014  

Colectivos y asociaciones del distrito madrileño de Arganzuela buscan gestionar de forma conjunta alguna de las dotaciones municipales en desuso, considerando el Mercado de Frutas y Verduras de Legazpi como el lugar idóneo.

Ana Álvarez, Diagonal 12/11/14

El pasado 24 de septiembre un grupo de unas 70 personas de movimientos sociales, vecinales y entidades ciudadanas del barrio de Arganzuela, en Madrid, se reunió para dar forma a EVA, el Espacio Vecinal Arganzuela. En su mente estaba conseguir un “espacio de uso autogestionado por las organizaciones sociales y entidades ciudadanas del distrito”, tal como indican en el borrador del proyecto, cedido por el Ayuntamiento. No sería la primera vez que esto ocurre. Ejemplos de ello en la ciudad son el Centro Social Seco, el Espacio Vecinal Montamarta o la Tabacalera.

La iniciativa nacía tras la reunión que tuvo lugar el día 18 del mismo mes entre, por una parte, las asociaciones de vecinos de Arganzuela y colectivos que estaban desarrollando sus actividades en el desalojado centro social de La Traba y, por otra, la Dirección General de Participación Ciudadana. En el encuentro, donde también participó la FRAVM (Federación de Asociaciones Vecinales de Madrid), Participación Ciudadana se comprometió a “estudiar un proyecto de estas características si las asociaciones se lo presentasen”. Desde ese momento, los colectivos interesados se pusieron a trabajar en el borrador del proyecto del EVA, que ayer, 11 de noviembre, se entregó a la concejala de distrito, Carmen Flores.

“Nuestro objetivo era presentarle el proyecto y conseguir un compromiso de que, aunque nosotros vamos a seguir gestionando las negociaciones con el Ayuntamiento, si en un momento determinado hay posibilidad de un acuerdo, que [la Junta de Distrito] no pusiera objeciones o colaborara en que siga adelante”, explica Ángel, de la asociación de vecinos Nudo Sur, integrada también en esta plataforma de lucha vecinal para conseguir el EVA. “Lo siguiente es tener una reunión con Hacienda y con Participación Ciudadana, y queremos intentar tenerla con los dos juntos”, apunta Gustavo, otro de los integrantes de EVA. “El propietario del inmueble es Patrimonio, que depende del área de Hacienda. Son los que en última instancia deciden el destino del edificio”, aclara Ángel.

Las necesidades del barrio

Arganzuela es un distrito de Madrid con 160.000 habitantes y notables deficiencias de equipamiento, denuncian desde la plataforma. “El movimiento ciudadano en Arganzuela ha ido creciendo en los últimos años desarrollando una labor cada vez más importante, a menudo dificultada, si no boicoteada, por las trabas impuestas por la administración así como la falta de espacios públicos adecuados de uso libre”.

EVA es heredera también de un desalojo: el del Centro Social Okupado La Traba, demolido el pasado 20 de agosto, que dejó un poco más huérfano de espacios al barrio. “La Traba ha llevado a cabo durante 7 años un importante trabajo social y cultural con aquellos colectivos ciudadanos que no reciben la debida atención por parte de las instituciones y que son los más vulnerables”, explicaban desde la plataforma formada para luchar por EVA.

Esta necesidad se combina con la existencia de espacios en desuso en el barrio. Varias naves del antiguo Matadero de Legazpi siguen sin acondicionar. También está abandonado el Mercado de Frutas y Verduras de Legazpi, que es el que la iniciativa ha considerado como idóneo para la creación del espacio. “A pesar de haberse anunciado diferentes proyectos [en este espacio] es un hecho que lleva décadas sin un uso real y sin perspectivas inmediatas de ser aprovechado”, denuncian desde la plataforma. “Una parte del mercado lleva sin uso desde los años 80. Es mucho tiempo”, se lamenta Ángel. “No se entiende cómo se puede tener un espacio vacío habiendo unas necesidades tan objetivas y tan claras para gran parte de los colectivos del distrito”.

Gran apoyo social

Entre los colectivos que integran la plataforma se encuentran las AMPA de varios colegios del barrio, cinco asociaciones vecinales, la FRAVM, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca… “Hay un apoyo amplio, nunca se había visto algo así en el distrito, y creo que eso es parte del optimismo que hay detrás de este proyecto. Hay mucha gente, muchísimas ganas, y una idea clara y compartida por todos. Nadie en su sano juicio puede descartar este proyecto viendo la base que tiene”, afirma Ángel. Y es una visión compartida por los integrantes de la plataforma. “Independientemente de que nos den el espacio, el proceso que se está dando en el barrio nos parece muy bonito. Están participando todas las asociaciones de vecinos, un montón de AMPA, colectivos de migrantes, de huertos, de consumo… Todo el barrio. Y, por otro lado, con la difusión, hemos visto que muchos vecinos y mucho pequeño comercio también apoya la cuestión, en cuanto a que no quieren que les pongan ahí un centro comercial, que es mejor que lo use el barrio. Y esto también alegra mucho, porque vamos por buen camino”, explica Gustavo.

Desde la plataforma destacan que ésta puede ser la primera vez en el distrito que se genera una confluencia de fuerzas tan diversas. “Éste ha sido un punto de unión para todo el mundo y de ver que se podía trabajar juntas, sin que fuera ningún problema, y la experiencia está siendo muy buena”, apunta Gustavo. Desde la FRAVM, Nacho Murgui, hace hincapié en esta potencialidad: “Está siendo un tipo de reivindicación y proceso que se está mostrando novedoso, por lo menos en cómo se afronta y desde dónde se enfrenta, desde un tejido asociativo muy amplio y muy diverso que está siendo capaz de reunir a mucha gente. Es un encuentro entre movimientos juveniles, vinculados a la ocupación, y el movimiento vecinal, más intergeneracional de los vecinos de siempre que igual no se atrevían a dar esos pasos tan audaces. De ese encuentro, de las energías de unos y otros, se ha ganado la capacidad de permear socialmente y esto le da una nueva dimensión al tema de la autogestión de espacios urbanos”.

Por el momento, y a la espera de la fecha de reunión con Hacienda y Participación Social, la plataforma por EVA anuncia movilizaciones para este fin de semana, “para hacer visible lo que ya es un estado de ánimo entre la gente del distrito, que no sólo tiene que tenerse en cuenta sino solucionarse rápido”, indica Ángel.

Ver artículo en Diagonal

,


¿Quieres dejarnos un comentario?

Anteriores

ESPACIO VECINAL ARGANZUELA

Plaza de Legazpi 7

28045 Madrid